Siempre

Entonces quiero tomarte con alevosía y ventaja. Y van a llorar de envidia todas aquellas manos que antes quisieron permanecer, y van a llorar todos aquellos recuerdos que se irán, y te daré libertad y ganarás mas que un corazón, y entonces te diré que quiero tomarte con alevosía y ventaja una y otra vez, por siempre.
El por siempre que tanto he buscado y nadie me enseño a encontrar, ése, que descubro bajo tus ojos cuando buscas en los míos la aprobación de tus sueños, de tus locas ideas que fluyen cómo remolinos de un sólo cabello tuyo, aquél que es sólo un instante suficiente para poseerte por siempre.

He conocido la condena de tus recuerdos, pasar página en soló dos palabras, tan real y tan inefable a la vez, tan tú y tan yo. Y si fuera que tú no sintieras lo mismo, aún presente mi delirio y mi obsesión, podría cantarle a este sol y a esta luna días completos, sólo para poder calmar la sed que tu cuerpo me provoca , porque yo, hoy, y ahora, no soy más que un loco y poeta soñador.

Anuncios